Suplementación deportiva, ¿qué es lo más adecuado?

Suplementación deportiva, ¿qué es lo más adecuado?

Sería estupendo que una alimentación balanceada supliera todas las necesidades metabólicas. Pero tendríamos que estar en casa todo el día para cumplir con las raciones adecuadas de minerales, frutas, verduras, proteínas y carbohidratos que se necesitan para el adecuado desarrollo. Más aún, si queremos tener un programa de pesas en el gimnasio que nos ayude a aumentar masa muscular.

Sin embargo, no se trata de comenzar a comer más sino mejor. La verdadera transformación física radica en la pérdida de grasa corporal, aumentando la masa muscular. Esto se logra a través del ejercicio aeróbico y consumiendo cantidades precisas de proteínas, carbohidratos y grasas. Consulte siempre a un especialista, no experimente, las consecuencias podrían ser fatales.

Lo primero que debe saber es que la proteína es el nutriente más importante para la regeneración y construcción muscular. Utilice solo la magra: carnes a la plancha o a la parrilla, pescado, aves sin piel, lácteos descremados y claras de huevo. Coma cada dos o tres horas, esto mantendrá el balance positivo de nitrógeno (estado fisiológico en el que el crecimiento muscular es posible).

El metabolismo funciona mejor cuando le suministramos comidas pequeñas de proteínas de alta calidad y carbohidratos, en intervalos regulares durante todo el día. Una barra de proteína y un vaso de leche descremada pueden suministrar 50 gr de proteína y 50 a 100 gr de hidratos de carbono. Un sánduche de jamón y queso 50 gr de proteína y 50 de hidratos de carbono. Si levanta pesas deberá adicionar proteína en polvo bajo supervisión de un especialista. Comience con la ingesta de 1 a 1,5 gr por kilo de peso corporal al día, divididos entre cuatro y ocho porciones iguales. Para evitar complicaciones hay que tomar entre 8 y 10 vasos de agua.

No se olvide de las vitaminas y minerales, indispensables para la regeneración de las cédulas que componen los tejidos. La mejor fuente es una dieta sana y variada, ricas en frutas y verduras, pero si no le gustan puede estar presentado deficiencias que es necesario compensar. Actualmente en el mercado hay una gran variedad suplementos multivitamínicos. A la hora de consumirlos compruebe siempre los porcentajes y no ingiera más de la dosis recomendada para el día. El exceso puede producir efectos adversos que son peores que su ausencia.

Publicaciones Relacionadas