No ataques tu cuerpo

No ataques tu cuerpo

Durante años de consulta, al menos cinco de cada diez pacientes han llegado buscando asesoría para bajar rápidamente de peso o ganar masa muscular. Generalmente esperan que a través de una fórmula mágica tenga a su disposición la solución que necesitan. Y empiezan entonces a consumir suplementos nutricionales, aceleradores metabólicos y proteínas en polvo que el mercado oferta sin mayores restricciones.

Cualquiera de estos productos sin la debida supervisión médica puede tener un costo demasiado alto para la salud. Las proteínas, por ejemplo, son biomoléculas indispensables para el mantenimiento y adecuado desarrollo de la masa muscular. Sin embargo, elevar su consumo por medio de sustancias artificiales puede ocasionar acidosis. Es decir, el cuerpo se vuelve ácido debido a los metabolitos creados al consumirla causando también daño hepático, renal y eliminación excesiva de calcio mediante la orina.

También provoca pérdida de agua, ya que el consumo hiperproteíco conlleva a un aumento de la termogénesis (generación de calor). Tenga en cuenta que nuestro organismo no absorbe esas proteínas directamente, sino que a través de distintas enzimas debe transformarlas en aminoácidos (moléculas de menor tamaño), absorberlas y volver a sintetizarlas.

No es un proceso sencillo. De hecho, implica un enorme gasto energético. Nuestro sistema no es capaz de sintetizar más de dos gramos por cada kilo de peso. Si pesamos 70 kg, no seremos capaces de sintetizar más 140 gramos de proteínas por día.

Nuestro cuerpo es la máquina más perfecta y mejor diseñada que existe, tanto que ningún científico ha logrado imitar muchas de sus funciones ¿Por qué alterar este código genético usando sustancias artificiales que no brindan soluciones y agravan el problema? Cuando tenga intención de bajar o de verse más tonificado, hágalo saludablemente y siempre de la mano de un especialista

Publicaciones Relacionadas